Figure 1
piel joven con células madre epidérmicas activas de división rápida (izquierda) en contraste con piel adulta con células madre envejecidas (derecha). El envejecimiento de las células madre produce una progenie más pequeña de queratinocitos diferenciados (células en azul oscuro). Así, se genera una epidermis más delgada con un ritmo de renovación más bajo.

Figure 2
PhytoCellTec™ Symphytum mejora el espesor de la epidermis y el contenido de ácido hialurónico en una epidermis 3D en condiciones de envejecimiento.

Figure 3
aumento de la renovación de la piel (= reducción del tiempo de renovación) con PhytoCellTec™ Symphytum.

PhytoCellTec™ Symphytum

PhytoCellTec™ Symphytum es un ingrediente activo a base de células madre de la raíz de la consuelda (Symphytum). Acelera la renovación de la piel ya que activa las células madre de la epidermis.

Symphytum officinale (consuelda)
Symphytum officinale ha sido utilizada como planta medicinal desde hace siglos. El nombre Symphytum deriva de la palabra griega symphyo, que significa “crecer juntos”, y de phyton, que significa “planta”. En la antigua Grecia los médicos usaban Symphytum para tratar fracturas óseas y acelerar la cicatrización de heridas. Todavía hoy se usa en forma externa, especialmente para curar heridas y lesiones inflamatorias y traumáticas de músculos y articulaciones.

Las células madre epidérmicas y su función
Las células madre epidérmicas, ubicadas en la base de la epidermis, se dividen y diferencian continuamente hasta que se eliminan en la superficie de la piel. Esta renovación constante es importante para la calidad de la barrera epidérmica y garantiza que la piel permanezca suave y uniforme. Sin embargo, a medida que envejecemos este proceso de renovación se hace mucho más lento. Esto se debe a que las células madre epidérmicas también envejecen y su capacidad para producir nuevas células disminuye. Así, se genera una piel más delgada, seca y áspera, que a su vez resulta en un cutis apagado (véase figura 1).

Se puede prevenir el envejecimiento de las células madre epidérmicas
Las células madre epidérmicas humanas luego de aisladas fueron cultivaron en un medio de cultivo celular "normal", rico en factores nutricionales y de crecimiento que imitaban las características de una piel joven. Estas células madre fueron capaces de formar una epidermis bien estratificada con contenido alto de ácido hialurónico (HA), (véase figura 2, columna izquierda).

Después se comparó este resultado con las células madre epidérmicas cultivadas en un medio celular diseñado específicamente, similar a una piel envejecida ("medio pro-envejecimiento"). Las células madre epidérmicas que crecieron en este medio mostraron una capacidad proliferativa reducida (véase figura 2). La epidermis cultivada en el medio pro-envejecimiento resultó mucho más fina, además de tener menor contenido de HA y menos capas celulares (véase figura 2, columna del medio).

Sin embargo, las células madre epidérmicas que fueron cultivadas en el medio pro-envejecimiento tratadas con extracto de células madre Symphytum fueron capaces de formar una epidermis multiestratificada y de mayor espesor y contenido de HA comparado con el control pro-envejecimiento (véase figura 2, columna derecha). Este resultado demuestra que el extracto de células madre Symphytum ayuda a las células madre epidérmicas en el medio pro-envejecimiento a mantener su capacidad para generar tejido nuevo durante el proceso de envejecimiento.

Aumenta la suavidad de la piel y su tiempo de renovación
En nuestros estudios también medimos el efecto de PhytoCellTec™ Symphytum en el tiempo de renovación de la epidermis. Veinte mujeres de entre 40 y 60 años de edad usaron una crema que contenía PhytoCellTec™ Symphytum, dos veces al día durante un período de 56 días. Los resultados revelaron una notable reducción en el tiempo de renovación de la piel del 8%, comparado con el placebo. Además, se observó una mejora en la suavidad de la piel del 12%, aproximadamente. Así quedó demostrado que PhytoCellTec™ Symphytum rejuvenece la epidermis desde la capa más profunda y asegura que la piel tenga un aspecto más suave y uniforme.